«La plantilla estaba hecha para lograr la salvación»

S.Recio
-
«La plantilla estaba hecha para lograr la salvación» - Foto: [Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugenio Gutiérrez M

Diego Rojas volvía esta temporada a dirigir al Almazán, llegaba tras una año en la que el conjunto adnamantino había sufrido más de la cuenta y ha conseguido lograr la salvación a falta de cinco jornadas sin pasar apuros en todo el campeonato

Afalta de cinco jornadas el Almazán ha logrado la permanencia matemática en el Grupo VIII de la Tercera División. Esta temporada nada ha tenido que ver con la pasada cuando se sufría hasta el final para lograr la salvación. Uno de los grandes culpables ha sido Diego Rojas, el técnico regresaba a la disciplina adnamantina y ahora valora un año en el que a pesar de un mal inicio siempre ha conseguido que el equipo estuviese habitualmente en la zona media.
¿Cómo valora haber logrado la salvación a cinco jornadas del final de la liga?
Yo no me lo tomo como una alegría. La plantilla estaba hecha para estar tranquilos y si todo iba bien aspirar a algo más. No hay que celebrar la permanencia como tal, es algo que tenía que conseguirse, aunque es cierto que yo me marqué el objetivo de no sufrir y eso se ha logrado.
El inicio fue complicado.
Hicimos tres puntos de 21 posibles, eso ya nos dejó muy complicada la lucha por estar en la parte alta. Después hicimos 25 de 36 puntos y esos son los números que hay que hacer para un playoff. En esa dinámica intentamos seguir pero en la segunda vuelta bajamos el nivel de nuevo.
¿A qué atribuye ese bajón tras la buena racha conseguida?
Fue el parón de Navidad. Nunca sabes cómo te pueden afectar pero se juntó el descanso con los partidos más complicados como el Astorga, la Arandina, la Segoviana o el Zamora. Son equipos que entrenan más y mejor y en esos momentos de parón o de inicio de liga cuentan con ventaja sobre nosotros. 
Viendo el Grupo  VIII del que forman parte varias capitales de provincia, no tiene que ser fácil lograr estar en zona tranquila toda la temporada.
Es que no estoy de acuerdo con eso.Vemos en Primera División equipos muy humildes que pelean con gigantes del fútbol.Es cierto que competimos con presupuestos muchos más altos pero en el campo hemos podido plantear de tú a tú esos partidos. No merecimos perder en la segunda vuelta ni con el Astorga ni con la Arandina.
¿Está contento con el rendimiento de la plantilla?
Muy contento. Hay que tener en cuenta que no somos profesionales y aquí la gente trabaja y entrena. Si eso lo comparamos con que los nueve primeros entrenan cuatro o cinco días a la semana, se explica la clasificación. Aquí eso no lo puedes hacer por eso la temporada de los chicos ha sido muy buena. 
¿Cuáles han sido las claves para ese rendimiento?
Simple, que hagan lo que preparamos durante la semana. A mí me gustan los jugadores listos, ya doy por hecho que van a dar el 100% y eso se ha cumplido por parte de ellos.
¿Qué ha fallado entonces para no estar en la parte alta?
No es que haya fallado nada, pero el empezar en clara desventaja con los equipos más potentes por falta de preparación hizo que los primeros partidos estuviésemos incluso en puestos de descenso. El otro parón en Navidad fue exactamente lo mismo, eso ha impedido estar luchando en la parte más alta.
De cara la temporada que viene, ¿seguirá siendo el entrenador del Almazán?
Ahora mismo no pienso es ello. El objetivo ahora es acabar la liga lo mejor posible e intentar subir los puestos que podamos. Cuando termine la liga ya se verá lo demás.