Centros especializados acogerán a las víctimas de violencia

Santiago González
-
Una mujer pide ayuda mediante unas letras pintadas en sus manos - Foto: Alberto Rodrigo

Medio millar de mujeres usan anualmente las 14 casas de acogida y tres centros de emergencia, que ahora se ampliarán con otros específicos para quienes tengan una «doble vulnerabilidad»

Las víctimas de violencia machista contarán con centros especializados según las necesidades específicas de estas mujeres, que en muchos casos disponen de una «doble vulnerabilidad». La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, explicó que en ocasiones las afectadas por malos tratos sufren también drogodependencias, discapacidad, enfermedad mental grave o son víctimas de trata, por lo que la Junta prevé la existencia de estos centros, donde se ofrecerá un «servicio complementario de fomento a la autonomía, muy similar a las funciones de los centros de día».
Aunque durante el pasado año ya se pusieron en marcha tres plazas residenciales para víctimas de trata y recursos habitacionales en nueve centros para mujeres drogodependientes que fueran víctimas de violencia de género, el decreto aprobado este jueves por la Junta amplía las nuevas modalidades para «un servicio integral a todas las mujeres que sufren este tipo de vejaciones», indicó García.
Precisamente, la consejera anunció que la red de centros de acogida, compuesta en la actualidad por 14 casas de acogida y tres centros de emergencias, cuenta con más de 80 profesionales que atienden una media de 470 personas al año -la media de ocupación anual durante la legislatura ha sido de un 38,5 por ciento en centros de emergencia y de un 35,2 por ciento en casas de acogida-.
Alicia García informó que en los últimos cuatro años, 2017 fue el año con más víctimas atendidas (519) y 2016 el que menos, con 412;mientras que el año pasado se elevaron a 485 atendidas (267 mujeres y 218 menores).
El presupuesto medio anual que destina la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades a los centros de emergencias es de 540.000 euros y a las casas de acogida 550.000 euros, hasta alcanzar más de un millón de euros. A esta cifra se suma más de 60.000 euros destinados el pasado año a los centros específicos de atención a las mujeres víctimas de violencia de género con doble vulnerabilidad.
Un mes de plazo.

Por otra parte, la consejerá destacó el compromiso de la Junta de Castilla y León de ofrecer un recurso en el plazo de un mes a las víctimas de violencia de género que tengan que ser atendidas en uno de los tres centros de emergencia existentes ante una situación de «extrema emergencia», entre los que citó una casa de acogida en la Comunidad o fuera de ella, en función de las necesidades de las víctimas y de las personas a su cargo.
Tras la aprobación en el Consejo de Gobierno del decreto que garantizará una red homogénea de centros de acogida y «una atención de calidad y coordinada» en todo el territorio para las víctimas de la violencia de género y para las personas que dependen de ellas, García precisó que los centros de la red proporcionarán atención y apoyo personal así como profesionales de referencia, apoyo para la elaboración del proyecto de vida, atención normalizada en los ámbitos psicológico, educativo, sanitario, laboral y jurídico y alojamiento, manutención y convivencia además de «lo necesario» respecto a ropa, calzado o higiene personal.
Otra de las novedades que introduce el decreto pasa por la puesta en marcha de una aplicación informática de gestión de plazas de los centros de acogida, para que las comisiones técnicas que determinan los ingresos sepan en todo momento la situación real de ocupación de plazas y facilite su labor a la hora de ingresar a las víctimas de violencia de género y personas dependientes de ellas.