CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Elecciones locales

Importan las elecciones regionales, pero los Gobiernos importantes ya están pillados, salvo Madrid. El 26-M no afecta a los de Cataluña, Galicia, País Vasco, Andalucía y Valencia, así que Madrid es el único objeto de deseo. Si pierde esa plaza, Casado recibirá un castigo de imprevisibles consecuencias, a pesar de que diga que ni se le pasa por la cabeza dimitir y que las legislaturas duran cuatro años. 
Sea cual sea el resultado, tendrá un único responsable, él, que se empeñó en lanzar a una desconocida Isabel Ayuso, aunque desde su entorno le sugerían nombres que podían sumar más. También importa el Ayuntamiento, pero tras la etapa Carmena, no se le puede culpar de pérdida sino de no recuperación. 
El resultado que puede hundir o ensalzar a un partido se centra en las alcaldías. La derecha da por inalcanzable Barcelona, que quedará en manos de la izquierda, socialista o de ERC, pero es importante para Génova mantener la capital más importante de las pocas en las que gobierna, Málaga, aunque de nuevo pueden pasar factura los errores nacionales de Casado. El partido sufrió un importante revolcón al colocar al periodista Pablo Montesinos en la cabeza de la lista, aunque queda la esperanza en Génova de que se produzca algo habitual en las municipales: el peso de los buenos candidatos sobre las siglas. A Francisco de la Torre, como le ocurría a Francisco Vázquez en La Coruña y ahora a Abel Caballero en Vigo, le votan incluso militantes de otras formaciones. 
También Podemos - que recibió un bajón el 28 de abril aunque Iglesias actúa como si hubiera ganado- saldrá muy dañado si no consigue los tres bastiones municipales conseguidos tras pactar con el PSOE, Madrid, Barcelona y Zaragoza. El panorama ha cambiado. Los morados se han dejado las confluencias en el camino y Errejón apoya a Carmena con unas siglas que no comparte el vallecano. Si se mantiene la alcaldesa, con toda seguridad, este se apuntará el tanto, faltaría más, pero como diría Arrimadas, «no cuela». Carmena va por libre, como ha demostrado durante su mandato.
Los partidos consideran el 26-M la segunda vuelta de las generales del 28 de abril. Lo son. A Sánchez, Casado, Rivera e Iglesias les preocupa al máximo, aunque Rivera se encuentra en situación óptima: la vez anterior apoyó al PP y al Psoe, pero se negó a formar parte de ningún gobierno. No tiene nada que perder.


Las más vistas

Opinión

Negro, varón y joven

Aunque los inmigrantes hace más de veinte años que conviven con la población soriana, el racismo y la desconfianza hacia los que no son autóctonos están a la orden del día

Opinión

Cuando de hacer comunidad se trata

Soria ¡YA! hace más por la unidad de la región que veinte campas de Villalar. Una virtud de la plataforma soriana es su capacidad para tejer alianzas con diferentes territorios