"Estamos muy hartos de que nos toméis por imbéciles"

Fernando Orte
-

El manifiesto conjunto de las tres plataformas de la marcha lenta ha puesto en evidencia las promesas incumplidas por PP y PSOE: "mentiras y más mentiras"

GALERÍA

Marcha lenta por la N-122 al mismo ritmo que las obras: desde Soria hasta Aranda de Duero

Aranda de Duero ha sido este domingo 25 de agosto el epicentro de la reivindicación en Castilla y León. 'Soria ¡YA!', 'A11 Pasos' y 'Plataforma Aranda de Duero por las Infraestructuras' han llevado a cabo su marcha lenta en un jornada de ambiente festivo pero que ha demostrado el cansancio de los vecinos de tres provincias ante las promesas incumplidas por PP y PSOE. Unas dos mil personas se han dado cita en esta ciudad, llegadas en cerca de medio millar de vehículos procedentes de tierras sorianas -más de 300- y de la provincia de Valladolid -más de 150-.

"Con esta marcha queremos levantar nuestra voz y trasladar a los políticos que nos gobiernan, a los de aquí y a los de allí, nuestro cansancio, nuestro hartazgo y nuestro hastío por el ritmo lento no, ¡lentísimo! de las obras de la Autovía del Duero", ha dicho Sonia González, portavoz de Aranda de Duero por las Infraestructuras. Han querido dejar claro a los gobernantes que "los castellanos seremos buenos pero no tontos". Y es que, treinta años después del inicio de los primeros trabajos, de un total de 210 kilómetros que separan Soria de Valladolid, sólo 70 están terminados, de los cuales sólo unos pocos se corresponden con dos trazados en la provincia soriana. "Para la N-122 no hay dinero cuando vemos que para otras infraestructuras menos necesarias y más caras sí lo hay, eso sí, a cambio de los apoyos necesarios para gobernar", han continuado.

Los manifestantes ha culpado directamente a los dos grandes partidos de la dejación de esta infraestructura tan vital para el desarrollo de estas provincias castellano-leonesas. "Llevamos tres décadas de paciencia circulando por una vía con un recorrido infame, soportando un tráfico diario de 7.000 vehículos y jugándonos la vida en cada adelantamiento y en cada cruce", han apuntado. Incluso "los ciudadanos de pueblos como Peñafiel, en los que la mitad de la población viva a un lado y la otra mitad al otro, sufrimos cada día el intensísimo tráfico y convivimos con un alto riesgo de ser atropellados". "Vivimos en primera persona cambios de rasante, los corzos y jabalíes y circulando lentos por obligación detrás de filas interminables de vehículos especiales y de camiones", han añadido.

"Estamos muy hartos de que nos toméis por imbéciles"

La segunda en tomar la palabra, Raquel Lorenzo, de la Plataforma A-11 Pasos, ha cifrado en 500.000 los ciudadanos que viven en pueblos y ciudades que atraviesa la N-122. "Somos más del 21% de los habitantes de Castilla y León, y aún habiendo sido declada de interés estratégico por la Junta en 1993, aún siendo eje vertebrador entre el este y el oeste de la península, aún con todas las promesas... seguimos sin percibir avances sustanciales en su ejecución", ha indicado.

La encargada en finalizar la lectura del manifiesto, Laura Gil, de 'Soria ¡YA!', ha puesto voz y rostro al cansancio y hartazgo de sorianos, burgaleses y vallisoletanos: "", ha espetado dirigiéndose a la clase política, antes de urgir "de una vez por todas voluntad política, consenso, agilidad burocrática y dotaciones presupuestarias suficientes para finalizar la Autovía del Duero".

El colofón se producía entre vítores y consignas en la plaza Mayor de Aranda de Duero con las emotivas palabras dirigidas por Juan -acompañado por su esposa Caty- en lo alto del templete: "nadie ha hecho nada por nosotros porque somos pocos", ha sentenciado al grito de "presidente, presidente" de los allí congregados.