La ONU teme una "Gran Fractura" entre EEUU y China

EFE
-

El organismo advierte del deterioro de las relaciones entre las dos potencias y el consiguiente riesgo a que la sociedad sufra la influencia de dos sistemas económicos paralelos

La ONU teme una "Gran Fractura" entre EEUU y China

El jefe de Naciones Unidas, António Guterres, alertó hoy del riesgo de una "Gran Fractura" que divida el mundo en dos sistemas paralelos, uno encabezado por Estados Unidos y otro por China.
"Tenemos que hacer todo lo posible para evitar la Gran Fractura y mantener un sistema universal: una economía universal con respeto universal del derecho internacional, un mundo multilateral con instituciones multilaterales fuertes", defendió en un discurso ante los líderes mundiales.
Guterres, que no mencionó explícitamente la guerra comercial entre EEUU y China, subrayó que ese riesgo de fractura acecha en el horizonte en un momento de "transición y disfunción en las relaciones de poder globales".
El temor de la ONU es "un mundo dividido en dos, con las dos mayores economías del planeta creando dos mundos separados y en competencia, cada uno con su divisa dominante, comercio y reglas financieras; su propia internet y sus propias capacidades de inteligencia artificial; y sus propias estrategias geopolíticas y militares".
Aunque no se espera que sea uno de los asuntos centrales de la Asamblea General de la ONU, el conflicto comercial entre EEUU y China planea en el fondo de la gran cita anual de la diplomacia.
China, además, está tratando de aprovechar las tesis nacionalistas del actual Gobierno estadounidense para ganar terreno en la esfuerza internacional, empezando por un mayor poder dentro de Naciones Unidas.
En su discurso, Guterres destacó además el problema de la creciente desigualdad que se vive en el mundo, una de sus grandes preocupaciones. "Nuestra economía global genera grandes flujos de ganancias, pero esta prosperidad es capturada por un pequeño número de élites", señaló.
Además, alertó del aumento de "nuevas formas de autoritarismo" y del incremento de los ataques contra activistas, defensores de los derechos humanos o periodistas.
También hizo una fuerte advertencia sobre la expansión de los "sistemas de vigilancia", que crecen "día a día, clic a clic, cámara a cámara, infringiendo la privacidad".