PP y Cs plantarán cara al Gobierno a la espera de los PGE

Santiago González
-

Tudanca califica de «repugnante» utilizar las instituciones para hacer oposición al Ejecutivo de Sánchez y asegura que los socialistas defienden a la Comunidad

PP y Cs plantarán cara al Gobierno a la espera de los PGE - Foto: mir_ical

Las Cortes inician este año su actividad con grandes retos por delante hasta la llegada del verano, entre los que destacan la posibilidad real de tramitación de los presupuestos autonómicos, que la Junta prevé aprobar para Semana Santa si antes el Parlamento nacional da el visto bueno al techo de gasto y el objetivo de déficit. No obstante, Partido Popular y Ciudadanos ya anuncian un frente común en las Cortes para «defender» a Castilla y León frente a las consecuencias «perversas» que ven tras el pacto de Sánchez con la izquierda radical y los independentistas para llegar a La Moncloa. Ambos grupos, que sustentan el Gobierno regional y suman mayoría en la Cámara, anuncian ya iniciativas desde el primer pleno para vigilar y ser exigente ante la «ruptura de la unidad de España y la igualdad entre los españoles», según explica el portavoz popular, Raúl de la Hoz.
Estas reivindicaciones frente al Ejecutivo de Sánchez e Iglesias se encontrará en las Cortes con el frente de socialistas y Podemos, quienes ya expresan en voz alta que «en diez días ha hecho más por la Comunidad que en 32 años de PP» con la subida del SMI, el salario de los funcionarios, las pensiones, etc. El primer choque se producirá en el pleno que tendrá lugar esta misma semana, donde los populares presentan una iniciativa para reclamar el pago de 142 millones del IVA pendiente desde diciembre de 2017, una resolución que fue aprobada por unanimidad en el Parlamento de Castilla-La Mancha, según recuerda De la Hoz. La portavoz de Ciudadanos, Carlota Amigo, ya ha anunciado que apoyarán la propuesta: «No nos pueden quitar un dinero que nos corresponde».
Más allá de esta reivindicación concreta, la dirigente ‘naranja’ aventura que Castilla y León «se verá muy perjudicada por el Gobierno de la desigualdad en el ámbito territorial», por encima de medidas que afectan a pensionistas, funcionarios o salario mínimo, algo que el portavoz socialista, Luis Tudanca, rechaza de plano. «Utilizar las instituciones para hacer oposición al Gobierno de España es lo más repugnante», afirma ante las intenciones de PP y Cs. Tras insistir en que «el Ejecutivo de Sánchez ha sido el único que ha cumplido con la Comunidad en los últimos diez años», Tudanca reitera que el PSOE «defenderá los intereses de Castilla y León como ha hecho siempre» y por ello recuerda los pactos firmados la pasada legislatura sobre financiación autonómica, la PAC o reindustrialización.
El portavoz de Grupo Mixto, Pablo Fernández (Podemos) hace frente con los socialistas en su defensa del Gobierno de España y afirma de manera categórica que «va a tener que solventar la inutilidad e incompetencia de la Junta».
Presupuestos

Aparte de las iniciativas con alta carga ideológica o política, las Cortes esperan que en los próximos meses llegue el proyecto de ley de Presupuestos para 2020, ya que actualmente se encuentran prorrogados. De la Hoz cree que hay una «posibilidad real» y le otorga mucha importancia a las primeras cuentas del Gobierno de coalición, porque marcará cuáles serán las prioridades de la legislatura en las partidas con mayor gasto. Amigo también cree en la importancia de disponer de un presupuesto para «seguir cumpliendo el acuerdo de gobierno» pero aclara que «debe ser real» o sea que antes hay que conocer las entregas a cuenta, el techo de gasto y el objetivo de déficit.
El socialista Tudanca afirma que sería positivo la tramitación de los presupuestos antes del verano porque «es un drama que esta Comunidad esté paralizada por la ausencia de unas cuentas y por la falta de iniciativa de Mañueco» y destaca que un gobierno que no hace presupuestos «como le ha pasado a la derecha en los últimos años no puede poner en marcha sus prioridades políticas, y por lo tanto no gobierna».
Hasta que llegue el momento de tramitar los Presupuestos de la Comunidad, que llevaría un par de meses de trabajo en ponencia y comisión y seguramente dos plenos monográficos, hay varios proyectos de ley pendientes que los principales grupos parlamentarios quieren sacar adelante. Quizás el más llamativo sea la reforma estatutaria propuesta por PP y Cs para la eliminación de los aforamientos, aunque su aprobación depende del PSOE, que mantiene su rechazo al no querer incorporar el blindaje de los servicios públicos y la renta garantizada de ciudadanía. Tudanca acusa a los populares de romper el consenso histórico y presentar de forma unilateral la iniciativa de este tipo.
Grupo Mixto

Aparte de los tres grandes grupos, los representantes de Podemos, UPL, Vox y Por Ávila pretenden plantear sus iniciativas este semestre. Fernández fija sus objetivos en la mejora de los servicios públicos, la ampliación de la renta de ciudadanía, el acceso a la vivienda y la creación de empleo, en especial entre los colectivos más perjudicados.
Luis Mariano Santos (UPL) concreta sus objetivos en «intentar seguir manteniendo vivo el problema del encaje territorial» de León, Zamora y Salamanca, así como pelear por una reforma de la sanidad «que no es la planteada por la Junta» y una transición energética justa. Pedro Pascual (Por Ávila) peleará por «mejorar las conexiones de la provincia abulense con otras limítrofes, tanto por tren como por carretera», así como la creación de empleo, la ganadería o la sanidad. Por último, Jesús García-Conde (Vox) promete una «oposición leal y constructiva» y menciona el mundo rural y los autónomos como prioridades.
Las Cortes tienen tarea. La ley de caza, la ordenación del territorio o la ley LGTBi son algunas iniciativas legislativas que también se debatirán.