Juncker: "Si no hay acuerdo el día 12 no habrá prórroga"

Efe
-

Bruselas sigue firme en su postura y condiciona la extensión de la fecha de salida a un consenso mayoritario en el Parlamento británico

Juncker: "Si no hay acuerdo el día 12 no habrá prórroga" - Foto: FRANCOIS LENOIR

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, declaró hoy que la Unión Europea solo aceptaría una nueva prórroga corta al Brexit si el Parlamento británico respalda el acuerdo de salida antes del próximo 12 de abril.
"Si el Reino Unido esta en una posición de aprobar el acuerdo de salida con una mayoría viable para el 12 de abril, la UE en ese caso debería aceptar una extensión hasta el 22 de mayo", explicó Juncker ante el pleno del Parlamento Europeo en Bruselas.
El presidente del Ejecutivo comunitario insistió en que, si el Reino Unido no adopta una posición antes del 12 de abril, "no será posible ninguna extensión", ya que la permanencia británica en la Unión Europea más allá de esa fecha sin celebrar comicios a la Eurocámara "pondría en peligro el funcionamiento de las elecciones europeas y de la UE".
Se trata de la misma posición que acordaron los líderes de los 27 países que permanecerán en la UE en su cumbre de primavera, donde habían concedido al país británico una prórroga hasta el 22 de mayo si la Cámara de los Comunes lograba aprobar el acuerdo de salida antes del pasado 29 de marzo.
Tras el tercer rechazo al pacto el propio 29 de marzo, la nueva fecha de salida pasó a ser el 12 de abril, día tras el que el Reino Unido saldrá de la Unión de forma caótica a no ser que el Gobierno británico manifieste su intención de quedarse más tiempo con un plan a largo plazo, como la convocatoria de elecciones o de un segundo referéndum, en cuyo caso celebrarían las elecciones europeas.
La primera ministra británica, Theresa May, avanzó ayer que prevé solicitar una nueva prórroga a Bruselas para negociar con el líder de la oposición un plan conjunto que le asegure el apoyo de la Cámara de los Comunes.
Juncker insistió en que la UE está preparada para añadir "un cierto grado de flexibilidad" al documento que define las bases de la negociación de las futuras relaciones entre la Unión y el Reino Unidpo, la llamada declaración política, y afirmó que los últimos acontecimientos en Londres han "reforzado su convicción" de que la ratificación del acuerdo es la mejor manera de seguir adelante.
"Creo que una salida sin acuerdo el 12 de abril se ha convertido en un escenario cada vez más probable. No es lo que quiero, pero nos hemos asegurado de que la UE está preparada para afrontar esta situación", apuntó Juncker.
En este escenario, señaló el presidente de la COmisión Europea, el Reino Unido seguiría teniendo que abordar los que consideró los tres principales asuntos de la separación: los derechos de los ciudadanos, la factura de la separación y los compromisos financieros y la solución para la frontera entre Irlanda del Norte (territorio británico) y la República de Irlanda (país europeo).
"Un 'no acuerdo' no significa 'no compromisos'. Estos tres asuntos no van a desaparecer. Serán una condición estricta para reconstruir la confianza y para empezar a hablar del futuro", advirtió Juncker.
No obstante, recalcó que los Veintisiete escucharán a las "intenciones" de May el próximo 10 de abril en su cumbre extraordinaria sobre el divorcio y decidirán a continuación cómo proceder, ya que cualquier prórroga al proceso debe ser acordada por unanimidad entre los Estados miembros.