Junta y opas trabajarán para eliminar la tuberculosis bovina

SPC
-

Carnero destaca que en los últimos diez años los positivos por esta enfermedad han pasado de afectar al 4,16% de las explotaciones al 1,43% y ahora se pretende reducir en Ávila, Salamanca y Soria

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, saluda a los representantes de las organizaciones agrarias y del sector productor de vacuno. - Foto: Eduardo Margareto (Ical)

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, anuncio ayer la creación de un grupo de trabajo en el que además de la Junta, a través de la Dirección General de Producción Agropecuaria, y de las organizaciones agrarias, también estarán representadas las asociaciones de productores, con el objetivo de reducir la incidencia de la tuberculosis bovina en las explotaciones de Salamanca, Ávila y Soria, las únicas provincias de la Comunidad que no gozan del estatus de ‘territorios libres’ de esta enfermedad.
Carnero, que realizó estas declaraciones tras la reunión que mantuvo el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, con representantes de las organizaciones agrarias y de asociaciones de ganaderos de vacuno, recalcó que todas las medidas que se aplicarán estarán dentro de la normativa que marca la Unión Europea, por lo que descartó la posibilidad de incorporar la segunda prueba, una de las peticiones más reclamadas por los ganaderos y que no recoge el reglamento comunitario.
Además, también argumentó que no está demostrado que los animales salvajes sean un factor que contribuya a incrementar los casos, dado que los resultados son dispares, dado que hay provincias donde la fauna es abundante y están en declarados territorios libre de tuberculosis, según informa Ical.
No obstante, el consejero resaltó que la evolución de los datos de sanidad animal de la Comunidad es positiva. En concreto, en tuberculosis bovina se ha pasado prácticamente en diez años de tener pruebas positivas a la enfermedad en el 4,16 por ciento de las explotaciones a tener sólo el 1,43 por ciento. Además Burgos, León, Palencia, Segovia, Valladolid y Zamora se encuentran ya con prevalencias inferiores al 1 por ciento, en concreto entre el 0,2 por ciento y el 0,5 por ciento. Solamente Ávila, Salamanca y Soria tiene una situación entre el 1,8 por ciento y el 2,5 por ciento.
Carnero resaltó que gracias al trabajo de los ganaderos y de los servicios veterinarios, el 98,6 por ciento de las explotaciones de vacuno de la Comunidad dan negativo en tuberculosis y por lo tanto pueden mover libremente sus animales a cebaderos dentro y fuera de la Castilla yLeón y exportar, no sólo en el entorno europeo, sino también a países fuera de la UE.
Además, en el caso de brucelosis bovina se está trabajando para que toda la Comunidad esté declarada libre de esta enfermedad. Desde enero de 2017 se han declarado libres las provincias de Burgos, Soria y Valladolid. A ellas se unió Zamora y en la actualidad se está tramitando la declaración de León, mientras que próximamente se tramitarán Salamanca y Segovia. Ya en 2018 ninguna explotación de Castilla y León dio positivo en brucelosis.
Por último, Carnero subrayó que con esta reunión se cumple el compromiso que realizó el presidente de la Junta en su debate de investidura de mejorar y avanzar en materia de sanidad animal salvaguardando la normativa europea, «algo que repercutirá positivamente en la rentabilidad de las explotaciones ganaderas y en la sanidad animal de la Comunidad», sentenció.
Consejo Agrario Regional.

Por otra parte, el consejero de Agricultura anunció que el próximo 6 de septiembre, aprovechando la celebración de Salamaq, la Feria del Sector Agropecuario y la Exposición Internacional de Ganado Puro que tiene lugar en Salamanca, el Consejo Agrario Regional se reunirá para analizar nuevos asuntos de interés para el sector agropecuario.


Las más vistas