Tarjeta ciudadana deportiva y cultural en Almazán

Nuria Zaragoza
-

El Ayuntamiento trabaja ya en esta iniciativa, con la idea de que las primeras pruebas se puedan hacer ya en el mes de enero. Arranca la campaña deportiva municipal, que llegará a 600-800 personas

Tarjeta ciudadana deportiva y cultural en Almazán - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

Arranca la campaña deportiva municipal del Ayuntamiento de Almazán con una oferta que este año espera llegar a las 600 personas, y podría alcanzar hasta las 800 plazas.  
El pabellón de usos múltiples, el polideportivo del colegio Diego Laínez, el Centro Cultural Tirso de Molina, la piscina climatizada, las canchas de La Arboleda y el polideportivo de El Ferial acogerán cerca de una veintena de actividades a partir del próximo uno de octubre que se ofrecerán a 15-20 euros mensuales. Es un «precio económico» para «facilitar la participación de la población», según destaca el concejal de Festejos y Deportes del Ayuntamiento de Almazán, Enrique Fernández Pinedo, quien repara también en que «hay actividades en horario de mañana y de tarde». En cuanto a las edades, el programa deportivo municipal incluye principalmente actividades para adultos pero, también, algunas para niños como el pádel o el chiquirritmo. Además, recuerda Fernández Pinedo, este se complementa con los Juegos Escolares.  
TRX, pilates, zumba, yoga, spinning, gimnasia dinámica, GAP, chiquirritmo, pádel, aerobic-step, taichi, gimnasia de mantenimiento, tonificación, aquaerobic o cross training son algunas de las prácticas que se ofertan. Los interesados pueden inscribirse ya en el Centro Cultural de la localidad a partir de las 10.00 horas. 
Precisamente para agilitar trámites como este y facilitar la participación en la campaña deportiva, pero también en la cultural, el Ayuntamiento adnamantino está trabajando en la puesta en marcha una «tarjeta ciudadana». 
La idea, que está en una fase inicial, consistiría básicamente en seguir el modelo ya puesto en marcha en la capital, donde desde hace unos años funciona la denominada tarjeta ciudadana, una identificación personal que permite el acceso a determinados servicios y trámites municipales. Entre otras cosas, facilita por ejemplo la entrada automatizada a las instalaciones deportivas municipales o da las claves para realizar los trámites del departamento de deportes a través de la web. 
«La idea es que sea más dinámico para los vecinos. Crear un carnet ciudadano con el que se pueda por ejemplo reservar actividades, acceder a instalaciones, gestionar los bonos de las piscinas...», especifica. Y pone un ejemplo, «con el sistema actual, el primer día todo el mundo está en la puerta esperando. Con la tarjeta ciudadana, se podría hacer a través de una aplicación informática, de manera que la gente además no tendría que salirse del trabajo o lo que sea para poder inscribirse. Se trata de facilitar para que todo el mundo pueda acceder», resume el concejal de Festejos, quien, sintetiza, «es una tarjeta ciudadana que permite tener acceso a actividades deportivas y culturales». 
El regidor advierte  no  obstante que la propuesta está en el inicio de su desarrollo, de modo que la idea es «irlo ofertando y poniéndolo en marcha progresivamente, para que la gente se vaya adaptando y el próximo año pueda funcionar ya con normalidad». El objetivo es que en enero pueda haber ya «las primeras tarjetas físicas», de manera que «la gente lo vaya solicitando» y «de cara a las piscinas de verano, ya se pueda acceder con la tarjeta ciudadana». 
abiertos a la demanda. Este año se mantiene en términos generales la actividad de ediciones pasadas, si bien la intención es incorporar algunas nuevas en el futuro, de acuerdo a las demandas que puedan ir planteando los vecinos de la villa, según anuncia el edil, quien recuerda que este año se va a empezar con ping-pong, patinaje...