scorecardresearch

Arranca un agosto taurino a medio gas

EFE
-

La pandemia sigue marcando el ritmo de la campaña taurina, con una importante reducción de festejo con respecto a las temporadas previas a la crisis sanitaria

Arranca un agosto taurino a medio gas - Foto: RAUL CARO CADENAS

Poco más de cien festejos mayores están anunciados para el mes de agosto, durante las que tradicionalmente son las fechas más cargadas de una actividad taurina que este año se verá reducida en más de un cincuenta por ciento, con las plazas de primera cerradas y sin ferias tan importantes como las de Bilbao y San Sebastián. Ese centenar de festejos previstos -entre corridas de toros, novilladas con picadores y rejones- supone un incremento muy notable respecto a 2020, cuando por las restricciones anti covid solo llegaron a celebrarse un total de 29, pero sin llegar aún a las cifras de 2019, que en agosto registró en España y Francia hasta 237 espectáculos mayores. El motivo de este tibio despegue en uno de los meses con más toros del año hay que buscarlo en las medidas sanitarias de la quinta ola de la pandemia, como las impuestas en el País Vasco, donde, con solo un aforo del 30 por ciento permitido, la empresa ha decidido no organizar ni la Semana Grande de San Sebastián ni las Corridas Generales de Bilbao. Del mismo modo, tampoco se celebrarán las ferias de Pontevedra, Azpeitia (Guipúzcoa), Huesca y Ciudad Real -aquí, por obras en su plaza de toros-, mientras que la Monumental de Las Ventas, abierta solo tres tardes este año y a la espera de la feria de Otoño, permanecerá sin programar su temporada ni en una fecha tan tradicional como el 15 de agosto.

Otras plazas importantes, en cambio, sí que retomarán la organización de sus ferias, aunque reduciendo el número habitual de sus festejos, como pasará en las andaluzas de Málaga y Almería o en la de El Puerto de Santa María (Cádiz), que, recién adjudicada la gestión del coso, restringe su temporada de verano a solo cuatro festejos anunciados para el próximo fin de semana. También se mantendrán en cifras más o menos normales los ciclos de Gijón, Cuenca, Huelva, Linares (Jaén), Colmenar Viejo (Madrid) y Antequera (Málaga), además de los de Bayona, Dax y Béziers, en Francia, donde las corridas de toros se están celebrando con menores exigencias sanitarias que en España.

Pero el grueso de festejos del mes de agosto siempre se ha centrado en cosos de tercera y cuarta categorías, aquellos de localidades menores cuyas fiestas patronales dependen de los distintos criterios de las autonomías y algunos aún tan restrictivos que desaconsejan aún la celebración de la mayoría de actos. Con todo, en Andalucía se celebrarán corridas en Baeza y ferias de novilladas en Navas de San Juan y Pegalajar, todas de la provincia de Jaén, así como se volverán anunciar los ciclos de noveles de la murciana Blanca y de la segoviana La Granja y corridas de toros en Alfaro (La Rioja), Almazán (Soria), Calatayud (Zaragoza) Tudela (Navarra), Guijuelo (Salamanca) y Almendralejo (Badajoz), entre otras localidades. Pero será en Castilla-La Mancha, con un 75 por ciento del aforo permitido, donde más festejos se celebrarán este mes de agosto, incluída una corrida en Toledo, así como las previstas en las localidades ciudarrealeñas de Almagro, Tomelloso y Tarazona de la Mancha y en las toledanas de Illescas y Villaseca de la Sagra, ésta con su extensa feria de novilladas. Por su parte, en la Comunidad de Madrid, además de la de Colmenar Viejo, solo está prevista la celebración de la feria de Cenicientos, con tres festejos, mientras que no hay noticias aún sobre los ciclos de Alcalá de Henares y San Sebastián de los Reyes, que fueron suspendidos por las autoridades de la Comunidad de Madrid el pasado año.