Solo uno de cada tres centros da derecho al cheque guardería

P. Velasco
-

Únicamente las madres con hijos en las 287 escuelas públicas o privadas con licencia municipal y autonómica podrán desgravarse hasta mil euros en el IRPF

Un grupo de niños juega con sus monitoras en un centro infantil de la capital abulense. - Foto: Diario de Ávila

Las madres que trabajan fuera de casa y que tienen hijos menores de 3 años matriculados en escuelas infantiles podrán beneficiarse este año, por primera vez, de una deducción extra en la declaración de la renta que puede llegar hasta los mil euros. Una ayuda conocida como ‘cheque guardería’ y que tenía que tramitarse ante la Agencia Tributaria por los propios centros antes del 15 de febrero. Sin embargo, muchas familias pueden llevarse una sorpresa en la próxima campaña de la declaración de la renta, ya que esta deducción solo la podrán percibir las progenitoras cuyos hijos acudan a escuelas que dispongan de autorización administrativa expedida por las autonomías.
Un requisito imprescindible que en el caso de Castilla y León solo cumple uno de cada tres centros infantiles. En concreto, según los datos recogidos por el Ministerio de Educación, existen 287 escuelas que cuentan tanto con licencia autonómica como municipal, tanto públicos como privados. Mientras que el número de centros infantiles inscritos en el registro para la conciliación de la vida familiar y laboral de la Junta asciende a 844, según los datos facilitados por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, que especifica que dicho registro recoge todos los centros de atención infantil (infantiles, Crecemos, ludotecas y de ocio).
Estos centros, según señalan desde Familia, suman 34.406 plazas distribuidas entre 420 espacios de titularidad privada con 19.523 plazas y 424 públicos con 14.883. En la actualidad, Castilla y León duplica la recomendación de la Unión Europea en cuanto al número de plazas en centros infantiles con un 66,86 por ciento de cobertura actual frente al 33 por ciento recomendado. Se clasifican como centros infantiles los establecimientos destinados a niñas y niños de 0 a 3 años cuya finalidad es dar respuesta a las necesidades de los menores y sus familias, para que éstas puedan conciliar la vida familiar y laboral y aquéllos adquieran los hábitos y destrezas de su edad.
Desde la Agencia Tributaria especificaron que las mujeres con hijos menores de tres años con derecho a la aplicación del mínimo por descendientes que realicen una actividad por cuenta propia o ajena y estén dadas de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o mutualidad, podrán minorar la cuota diferencial de su IRPF hasta en mil euros anuales si satisfacen gastos en guarderías o centros de educación infantil autorizados, pero siempre que estos cuenten con licencia autonómica.
Un requisito que ya se exigía en Castilla y León para poder beneficiarse de las ayudas fiscales por guardería en la declaración de la renta. En el caso de la Comunidad se recuerda que la deducción tanto para el padre como para la madre se podrá realizar siempre que hayan producido por meses completos con el límite máximo de 1.320 euros.