Aleia emite más luz que la ciudad de Soria

Ana Pilar Latorre
-

La contaminación lumínica ha aumentado en Soria un 250% con la introducción de las luces LED y ahora hay un incremento con el invernadero de Aleia Roses, que está ubicado en Garray

Aleia emite más luz que la ciudad de Soria

¿Puede emitir más emisiones lumínicas el invernadero de Aleia Roses que la ciudad de Soria? Las imágentes del satélite VIRS(http://lighttrends.lightpollutionmap.info)  hablan por sí solas, aunque lo que para muchos es un resultado claro y preocupante para otros es una señal de alarma innecesaria porque no es todo el año tendrían que realizarse mediciones in situ y en tierra. El astrofísico Alejandro Sánchez, investigador de la Universidad de Exeter (Inglaterra), colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid  y miembro de la junta directiva de la International Dark-Sky Association, quien alertó de esta situación en redes sociales, muestra su preocupación por el aumento de la contaminación lumínica en Soria, motivado por las emisiones lumínicas que emite el invernadero de Aleia Roses, en Garray, que «emite incluso más luz que toda la ciudad de Soria», detalla el experto, quien indica que en esta web pueden consultarse los datos de aumento de contaminación por periodos y zonas. 
A Alejandro Sánchez le llama la atención el caso de Soria, donde en las imágenes de satélite se ven dos puntos grandes (Soria y la planta de Garray). Yes que en la provincia se ubica el único invernadero de este tipo en España, mientras que en países como Holanda son más habituales. Por eso, en aquel país la legislación de contaminación lumínica es más restrictiva con las industrias y se obliga a colocar cortinas opacas para que la luz no se emita al cielo. El especialista cree que la luz que emite por la noche la empresa debería haberse tenido en cuenta en la declaración de impacto ambiental y que la solución es, como en Holanda, una normativa adecuada que exija el uso de cortinas opacas para que luz no traspase las cristaleras. «No hay legislación, tan solo el informe de impacto ambiental. No decimos que no haya instalaciones de este tipo, sino que se ofrezcan una serie de recomendaciones» para disminuir las emisiones de luz en el cielo. El experto explica que «tras las quejas que se realizaron hace un tiempo, la empresa colocó cortinas en los laterales, pero no en la parte de arriba y no opacas». Cree que en Soria, donde se pretende impulsar al astroturismo, se debe cuidar especialmente la calidad de los cielos y aprovechar, sobre todo, la cercanía a Madrid, donde hay numerosos aficionaros a la astronomía. La contaminación lumínica es, según indica el especialista, un riesgo para la flora y la fauna, sobre todo para las plagas de mosquitos. Un ejemplo es la disminución del número de lechuzas y búhos provoque el aumento de topillos. Al ser una forma de contaminación novedosa no hay demasiada investigación.
iniciativa. En relación a este tema, hay que destacar que la Diputación Provincial de Soria, consciente del potencial de los cielos, está realizando un estudio pionero que incluye la zonificación según la sensibilidad a la emisión de luces para dar vía libre a proyectos de alumbrado en obras. Otro paso será medir la calidad para promover el astroturismo en determinados puntos, siguiendo el ejemplo de Borobia, Muriel Viejo, Tiermes... La asesora en este proyecto, la astrofísica y directora de Lumínica Ambiental, Susana Mallón, que no ha abordado la industria en el proyecto de Soria, cree que para «confirmar» la situación «hay que medir in situ, en tierra». Declina opinar y le resta importancia porque el invernadero no está encendido todo el año y es solo un punto.  
leds blancas. Alejandro Sánchez advierte también del uso de luces LED, que se venden como lo que no son. Debido a las ayudas del Plan E para el cambio de la iluminación, la contaminación lumínica aumentó en Soria un 250% hasta el año 2010 (un dato que se puede comprobar en la mendionada web), una situación que se repitió en Teruel. «En Soria, con poca población, a poco que aumente la luz el incremento es muy notable», explica criticando que en algunos pueblos hay más farolas que habitantes y alertando que es mejor usar luz anaranjada y enfocarla al suelo, reducir la potencia y no encender toda la noche. «Aún así Soria es uno de los mejores lugares de España para contemplar el cielo», afirma. 
Por su parte Susana Malón indica que se ha planteado el LED como «la solución», pero que «no todo el LED vale». Un alto componente azul es «más dañino» para la dispersión de la luz en la atmósfera, la salud de las personas  y la biodiversidad nocturna, «tan rica en Soria».En Soria se reva a apostar por LED de una temperatura de color de 2200 kelvin, bastante cálida.