La hostelería no se plantea abrir sólo para entregar comida

Fernando Orte
-

Sigue la incertidumbre en el sector a pocos días de que los restaurantes puedan ofrecer su comida para llevar

La hostelería no se plantea abrir sólo para entregar comida

La incertidumbre sigue instalada en la hostelería, después de conocer algunos detalles del plan de desescalada del Gobierno. En Soria, este sector tan importante de la economía no se plantea reabrir sus puertas el próximo lunes únicamente con el servicio de comida para llevar. También recelan de las limitaciones de ocupación anunciadas para la siguiente fase.

Así, los veladores tardarán en volver a instalarse en la céntrica plaza de Herradores de la capital. No hay espacio para que sus seis establecimientos amplíen las distancias entre mesas. Y abrir con una tercera parte del aforo no lo ven viable. "Si depende solamente de mí y no me obliga nadie, y no tengo que acogerme a ese 30% obligatoriamente y es opcional, yo no abriré", afirma Sabrina Vega, copropietaria de un bar con terraza.

Con los fogones apagados, uno de los restaurantes más conocidos de la capital sólo se plantea preparar comida para llevar cuando pueda disponer de la mitad de sus mesas a partir del 8 de junio, siempre que pueda mantener los ERTES sobre parte de la plantilla. El hostelero Santiago Nafría asegura que "un negocio de hostelería es muy rentable si se trabaja mucho, si no hoy día no se puede mantener".

Más incógnitas aún en locales nocturnos donde garantizar el distanciamiento social se antoja complicado. David Santiago comenta que habrá que regular el control de acceso "que sería más complejo a la hora de trabajar de lo normal", sin olvidar el aforo que, de cien personas, pasaría a 33. "Es muy difícil que sea rentable", lamenta.

De momento siguen a la expectativa de conocer las normas que garanticen la seguridad e higiene en el camino hacia la nueva normalidad.