PACMA percibe desacato en la aprobación de la ley de caza

Ana I. Pérez
-

Por su parte, la Federación de Caza de Castilla y León aplaude la unaminidad en las Cortes para desbloquear la práctica cinegética. La 8 Soria reúne en El Debate al presidente regional de Caza, Santiago Iturmendi, y a Ana Belén Martín, de PACMA

La caza se salva. Las Cortes de Castilla y León aprobaron, en la sesión que cerró la legislatura, la proposición de ley que permite que se pueda volver a cazar en la Comunidad y con la que se esquiva la suspensión cautelar del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), en una iniciativa sin ningún voto en contra y con la abstención de Podemos. Así las cosas, cuando la modificación de la ley de caza se publique este viernes en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), podrá practicarse la caza en los cotos a partir del 1 de abril. Sin embargo, el Partido Animalista PACMA ve indicios de «desacato» por parte del Parlamento autonómico, una vez que la sala de lo Contencioso del TSJCyL emitió dos autos sobre la suspensión cautelar del decreto y la orden de caza regionales, por lo que el colectivo entiende que «se desobeceden» estas decisiones judiciales.
«Es un intento de burlar la ley, los autos del TSJCyL. Muestra que los intereses cinegéticos están por encima de todo y cómo el poder político quiere invadir el judicial. El lobby cazador ha conseguido que los políticos se posicionen a su lado. Es una cacicada y esta nueva ley de caza sigue vulnerando tanto el reglamento como la orden de caza, porque no soluciona nada», explica la responsable territorial de PACMA, Ana Belén Martín.
La representante de la formación animalista recuerda que la anulación por parte del TSJCyL estuvo motivada por el «incumplimiento» de dos directivas europeas y la nueva normativa «no lo ha corregido».
«Desde PACMA hemos avisado al TSJCyL pidiéndole que informe a quien ha aprobado y votado la ley de que puede haber desacato, de que existen dos autos que han paralizado la caza y pueden estar incurriendo en desacato. No se puede restar legitimidad a un auto. Habrá que ver qué recorrido legal tiene, porque vamos a seguir peleando en los tribunales lo que haga falta», resume.
Además, Ana Belén Martín puntualiza que «siempre se incumple lo mismo», que concretamente es la «falta» de estudios científicos que avalen el «exterminio» de los animales en cualquier circunstancia.
sin votos en contra. Por su parte, el presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, Santiago Iturmendi, muestra su «satisfacción» por que la aprobación de la modificación de la ley de caza de la Comunidad no recibiera ningún voto en contra (todos fueron a favor, excepto diez abstenciones de Podemos), lo que demuestra, en su opinión, el «apoyo implícito» de todas las formaciones políticas a la actividad cinegética.
Iturmendi admite que «no se hicieron los deberes en su momento», ya que la ley de caza de la Comunidad se aprobó en 1996 y debía haberse desarrollado en el plazo de un año  y no se ha hecho 24 años después.
«Todo el mundo tiene un poco de culpa. PACMA encontró el zapato de su medida en una sala de lo Contencioso del TSJCyL, que apreció que no había criterios técnicos que justificaran el aprovechamiento de todas las especies de caza de Castilla y León, lo cual no deja de ser sorprendente. En una provincia como Soria que no esté suficientemente justificado el aprovechamiento del jabalí o del corzo no deja de ser un insulto a la inteligencia de los sorianos, de la gente que anda por las carreteras y de los cazadores. Así se ha solucionado un problema que hubiera sido un auténtico caos para el medio rural», argumenta.
Asimismo, Iturmendi hizo hincapié en el compromiso de todos los partidos para afrontar una nueva ley de caza en la próxima legislatura, ya que reconoce que la Comunidad necesita «una buena ley».

PACMA percibe desacato en la aprobación de la ley de caza
PACMA percibe desacato en la aprobación de la ley de caza