La región registra la tasa más baja de violencia de género

SPC
-
La región registra la tasa más baja de violencia de género

En los tres primeros meses del año se contabilizaron en los juzgados 1.331 denuncias, 83 más que en el mismo periodo del año pasado

Castilla y León registró el primer trimestre del año la tasa más baja de violencia de género del conjunto autonómico, que fue del 10,08 por ciento por cada 10.000 mujeres frente al 16,1 por ciento registrado a nivel nacional, según los datos publicados hoy por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) recogidos por Ical.

La tasa más alta se registró en Baleares (23,2 por ciento), seguida de Comunidad Valenciana (21,2 por ciento) y Canarias (20,7 por ciento). Por el contrario, junto con Castilla y León, las tasas más bajas se dieron en Extremadura (10,6 por ciento), Galicia (10,8 por ciento), La Rioja (11,8 por ciento) y Asturias (12,2 por ciento).

En el primer trimestre de este año se presentaron en los juzgados de Castilla y León un total de 1.331 denuncias de violencia de género, lo que supuso un incremento del 6,6 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se presentaron 1.248. A nivel nacional, las denuncias contabilizadas ascendieron a 40.319, un 1,85 por ciento.

También creció, aunque en un porcentaje menor, el número de mujeres víctimas de violencia de género, que en Castilla y León alcanzó las 1.227, 27 más que el año pasado, lo que supone un 2,2 por ciento más. En este caso, a nivel nacional, el número de mujeres es de 38.619 frente a las 37.829 del año pasado, es decir, un dos por ciento más.

En este periodo se incoaron un total de 332 órdenes de protección en la Comunidad, nueve más que en el mismo trimestre del año pasado, de las que 220 fueron aceptadas por los tribunales (66 por ciento) y 112 fueron denegadas (34 por ciento). A nivel nacional, se solicitaron 9.530 órdenes y medidas de protección, de las que 85 fueron inadmitidas, 6.395 fueron adoptadas y 3.051 denegadas.

 La presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, valoró el incremento de las medidas judiciales, especialmente las de carácter penal, tendentes a la protección de las víctimas de violencia de género, tanto mujeres como menores, así como la reducción notable del número de mujeres que decidió acogerse al derecho a no declarar. Las cifras de este primer trimestre de 2019, que bajaron por primera vez en la historia del diez por ciento de renuncias, sitúan a España “en el camino acertado y por el que tanto viene luchando el Observatorio”, que es el de “animar a denunciar y acompañar a la víctima en el proceso de mantenimiento de la denuncia”.

Al constatar el incremento de las denuncias, Carmona puso el acento en la necesidad de seguir apostando por la visibilidad de la violencia de género acompañada por la prevención, la protección y el amparo a las víctimas y volvió a reclamar la mayor implicación de familiares y personas cercanas a las víctimas a la hora de la presentación de denuncias.

Finalmente la presidenta del Observatorio recordó a las entidades sociales e instituciones públicas la necesidad de perseverar en las líneas de trabajo marcadas por el Pacto de Estado de 2017. “Se lo debemos a las mujeres asesinadas y a todas las que siguen sufriendo hoy la violencia machista”, trasladó.