La estabilidad en los precios marca la campaña de la patata

P. Velasco
-

La asociación de productores alerta sobre las variaciones enormes que se producen entre las diferentes variedades, aunque destaca la calidad del producto

Recogida de patatas en un finca de la provincia de Burgos. - Foto: Luis López Araico

La estabilidad en los precios está marcando la campaña de la patata de este año en la Comunidad que cerrará con una elevada producción, según señalaron desde la Asociación de Productores de Patata de Castilla y León (Appacyl), que sí advirtió sobre un «mercado muy fluctuante respecto a las variedades».
Los arranques, que ya se están produciendo prácticamente en toda la región, se están desarrollando con normalidad. Los últimos datos publicados por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural que hacen referencia a agosto de este año recogen que en la Comunidad se han sembrado esta campaña un total de 19.013 hectáreas, de las que 13.014 corresponden a patata tardía. Además, estima una producción de 865.458 toneladas.
Eduardo Arroyo, presidente de la asociación de productores castellanos y leoneses señaló que la campaña se ha desarrollado con normalidad, aunque en los últimos días ya es más evidente la diferencia de precios entre variedades por el exceso de patata roja sembrada en la región.  Esta situación, según los análisis del mercado que realizan desde el colectivo, afecta a Segovia, Valladolid y Ávila, aunque «la situación se agrava en Salamanca con variedades más rústicas». Los precios oscilan entre los diez o 17 céntimos en la provincia salmantina, mientras que en zonas de otras provincias alcanza los 28 céntimos en variedades como las supremas o la monalisa.
«Ya advertimos antes de sembrar que los agricultores pensaran bien las variedades que iban a sembrar por no saturar el mercado y ha ocurrido lo que pensábamos, que las variedades de lavado están repuntando mientras que por las rojas se paga menos», apunta Arroyo, que añadió que considera que se siga la misma línea hasta finales de septiembre. 
Producción

Respecto a la producción, se está superando las cifras del año pasado, principalmente porque el producto ha alcanzado una alta calidad y está muy sano sin que se haya visto afectado por ninguna enfermedad.
Desde la asociación siguen reclamando tranquilidad en los arranques para no saturar el mercado, aunque los almacenistas ya han comenzado a guardar stock para el invierno.
Por provincias, la que cuenta con una mayor superficie de patata sembrada es Valladolid (5.168 hectáreas), seguida de Salamanca (4.444), Burgos (2.317) y Segovia (2.068). Ya con cifras más bajas se encuentran el resto de provincias. En lo que respecta a la producción,  Valladolid gana a Salamanca con un total de 232.930 y 219.000 toneladas, respectivamente, según las previsiones de la Consejería de Agricultura, seguida de Segovia y Burgos con unos 93.000 en cada una de ellas. A estas les sigue Ávila con 64.000 toneladas.