Liberada la cigüeña envenenada en la zona de Pajaritos

Ana I. Pérez Marina
-

La evolución del alimoche es positiva. Son las dos aves que recuperaron vivas los agentes medioambientales de la Junta y del Seprona en la operación en la que localizaron 12 cadáveres en la capital soriana

Liberada la cigüeña envenenada en la zona de Pajaritos

Agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León liberaron, en una actividad enmarcada en la  XVII Feria Venalmazán de suelta de aves procedentes del Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) de Burgos, a la cigüeña envenenada que recogieron hace un mes en la capital soriana, junto a un alimoche, también afectado, en una operación en la que localizaron y levantaron12 cadáveres de aves que, al parecer, fallecieron por la ingesta de veneno. 
Tal y como informan desde el CRAS de Burgos, el alimoche (neophron percnopterus) evoluciona de forma «positiva», por lo que previsiblemente también será devuelto al medio natural en breve, al igual que el ejemplar de cigüeña blanca (ciconia ciconia) que protagonizó la suelta de aves en la feria adnamantina.
Cabe recordar que entre los días 4 y 9 de abril, agentes medioambientales del Servicio Territorial de Medio Ambiente y de la Guardia Civil localizaron el cadáver de una docena de aves: cuatro de milano real (milvus milvus), especie protegida en peligro de extinción; seis de milano negro (milvus migrans); y dos de cigüeña blanca (ciconia ciconia).
Los dos primeros milanos negros se encontraban aún vivos en dos calles de la ciudad, tras el aviso de los vecinos de la zona, pero fallecieron poco después. Asimismo, se halló un milano real agonizante en el paraje de Los Royales, que también murió antes de que llegaran los agentes medioambientales y de la Guardia Civil, mientras en el barrio de Los Pajaritos se encontró la cigüeña que ha conseguido recuperarse en el centro de la Junta en Burgos, donde sigue en tratamiento el alimoche que fue recogido en la Planta de Tratamientos de Residuos Sólidos Urbanos de Soria, en el término de Golmayo. 
Posteriormente, se encontró  otro milano negro y una cigüeña muertos en el paraje de Los Royales, en la capital, y en esa misma zona, en días posteriores, otros tres milanos negros, tres milanos reales y otra cigüeña blanca.
carbofurano. Los primeros análisis de las 12 aves muertas apuntan al envenenamiento con carbofurano, ya que se hallaron restos de esta sustancia tóxica en los buches y estómagos de los animales muertos, junto con alimento que presuntamente actuó como cebo como restos de pescado, vísceras y grasas.