CyL se acerca a la media nacional en innovación tecnológica

SPC
-

El director de N-economía de Ceprede advierte de que faltan inversiones públicas continuadas en polos de I+D+i, que generen un contexto favorable de innovación y patentes

CyL se acerca a la media nacional en innovación tecnológica

La autonomía castellano y leonesa es la segunda con un mayor dinamismo en el esfuerzo innovador en el último año, con un avance del cinco por ciento, sólo por detrás de Valencia, con un impulso del 5,9 por ciento, lo que permite que converja un punto con España, aunque sigue estando a siete de la media nacional en avance tecnológico, una distancia que recorta a paso de tortuga, según el informe anual de 2019 de penetración de la nueva economía que elabora el Centro de Predicción Económica (Ceprede).

El documento, recogido por Ical, sitúa el indicador de penetración de la nueva economía ISNE de 2019, que se elabora a partir del análisis de cuatro variables (innovación, empresas, hogares y administraciones públicas), en el 93 por ciento de la media de España, lo que supone que creció un punto en el último año.

Esta ligera convergencia no oculta que Castilla y León sigue a siete puntos de la media nacional. Castilla y León es la séptima autonomía con un mejor indicador, pero la convergencia se produce muy lentamente, ya que hace un lustro, en 2014, la tasa de la Comunidad se situaba en el 91,8 por ciento.

Pese a todo, Castilla y León registra un dato de crecimiento en esta materia muy por encima de la media para el conjunto de las autonomías en 2019, que se sitúa en el 2,6 por ciento. El estudio indica también que el dinamismo innovador previsto para la Comunidad, en 2020, es inferior al dato de este año, y se situará en el entorno del 3,5 por ciento, medio punto por encima de la media estimada para España.

’Lentorra’ en impulsar un contexto favorable

El director de N-economía de Ceprede, Juan José Méndez, reconoció que Castilla y León “está haciendo mejoras en esfuerzo innovador”, lo que se refleja en que el año pasado su dinamismo en esta materia creció un 4,8 por ciento, y en 2019, un cinco por ciento.

En este sentido, expuso que Castilla y León es de las autonomías que más ha evolucionado en cuanto a la relación entre las empresas y los ciudadanos con la Administración. Sin embargo, la autonomía “está lentorra”, dijo, en lo que se refiere al contexto innovador, “hay pocos artículos, se registran pocas patentes y hay poco capital para I+D+i desde las distintas administraciones para generar verdaderos polos de innovación constantes en el tiempo”, dijo a Ical.

Unas inversiones como el Guadiana

Méndez, responsable de Estudios y Proyectos de Ceprede, denunció que estos apoyos de las administraciones son inconstantes, aparecen un año si y al otro se cortan. Al respecto, afirmó que las autonomía punteras en innovación tienen una apuesta constante, mientras que en otras los apoyos son “como el Guadiana”. En Castilla y León, dijo, la “pata” de los ciudadanos va bien y la de las empresas mejora tras la crisis, y “sólo habría que reforzar políticas de continuidad en I+D+i”.

Juan José Méndez expresó además su preocupación por el impacto en las inversiones en tecnología en Castilla y León ante un escenario de incertidumbre para el sector de la automoción, que “es clave para la Comunidad”, y advirtió del impacto que podría tener una guerra comercial de aranceles impulsada por el gobierno Trump, cuando gire su mirad a Europa después de China.

Por último, destacó que invertir en innovación facilitará frenar la pérdida de población y generará un entorno favorable para la retención y la atracción de talento joven, porque los puestos especializados “faltan” y son los que más valor añadido generan.

Séptima puesto en innovación

El análisis sectorial de Ceprede precisa que Castilla y León está muy alejada de las autonomías más dinámicas en innovación tecnológica, con Madrid a la cabeza, con un 124 por ciento, seguida por Cataluña y Navarra, con un 114 por ciento, en cada una; País Vasco, 113 por ciento; y Aragón, 106 por ciento. Asimismo, supera a Castilla y León también Valencia, con un 95 por ciento.

En el extremo opuesto, el farolillo rojo de la tabla es para Canarias, Castilla-La Mancha y Extremadura, las tres con un exiguo 78 por ciento; Baleares, 88 por ciento, y Andalucía, 89 por ciento.

El uso de las TIC, mejor en la Administración

Ceprede analiza cuatro indicador para llegar al grado de convergencia de la autonomía. En concreto, Castilla y León está por encima de la media nacional en la innovación en las administraciones públicas, donde alcanza un 101 por ciento de la media y se sitúa al nivel de Andalucía, y sólo por debajo de Madrid (106 por ciento); La Rioja (104 por ciento) y Galicia (102 por ciento).

El indicador en el caso de los hogares se sitúa en 2019, para la Comunidad, en el 97 por ciento de la media, muy por debajo en este caso de las autonomías más dinámicas en este factor Madrid (108 por ciento); Navarra (106 por ciento); Aragón y Baleares (105 por ciento en ambos casos); y Cataluña (104 por ciento).

En cuanto al indicador de innovación, se sitúa en el 91 por ciento; frente a un 166 por ciento en Madrid, la autonomía con mejor índice, seguida por Navarra (156 por ciento); País Vasco 8154 por ciento); Cataluña (136 por ciento); y Aragón (122 por ciento).

Por último, en empresas, el índice de la Comunidad es del 88 por ciento; cuando los máximos se dan en Madrid (112 por ciento); Cataluña (111); y Baleares (107 por ciento).