Bloques de votantes

Ana I. Pérez Marina
-
Bloques de votantes

La suma de sufragios entre PSOE y Unidas Podemos es prácticamente la misma que en los comicios generales de 2016, mientras que el conjunto de las formaciones del centro derecha tampoco sufre mucha variación

Bloques de votantes o votantes en bloque. Las dos expresiones son válidas, no tanto a la hora de aplicar la Ley D’Hondt, pero sí para saber si ha cambiado la tendencia política de un territorio. La victoria socialista ha sido contundente en España, como lo ha sido, igualmente, en la provincia de Soria en las elecciones del 28 de abril. Nunca el PSOE obtuvo tan buen resultado en las urnas de esta tierra con un 31,73% de los votos (16.483) en el Congreso, frente al 26,66% del Partido Popular (13.883). En el reparto de la representación soriana en la Cámara Baja había poca opción de cambio y socialistas y populares se quedan con los dos diputados. En cualquier caso, casi ha habido sorpasso en el Senado (Carlos Lafuente, del PSOE, se ha quedado a tan solo 166 votos de Gerardo Martínez, del PP, contando el voto de los residentes ausentes). Finalmente, dos senadores han quedado asignados al PSOE y dos al PP. 
Sin embargo, si la lectura de los resultados de estas elecciones generales hay que hacerla sumando votos de las formaciones de izquierda o de las del centro derecha, el resultado apenas varía, siempre teniendo en cuenta que la participación ha crecido en esta ocasión casi en diez puntos, hasta el 75,29% (52.707 en 2019 frente a los 50.337 en 2016, sin contar el Censo de Electores Residentes Ausentes -CERA-). Así las cosas, este domingo el 40,32% de los ciudadanos sorianos que ejercieron su derecho al voto se decantaron por la lista de Pedro Sánchez (31,73%) y por la de Pablo Iglesias (8,59%), es decir, 20.922 votos. Pero es que en junio de 2016, ambas formaciones cosecharon el 41,04% del voto en Soria al Congreso (20.361), aunque en este caso estuvo más repartido entre socialistas, con un 25,72%, y Podemos, con un 15,32%. En el caso de los partidos de centro derecha ocurre casi lo mismo, aunque repartido entre tres. De esta forma, Partido Popular (26,66%), Ciudadanos (16,33%) y Vox (4.848) han conseguido más de la mitad de los sufragios, el 52,33%, mientras que en junio de 2016 fue superior, el 56,56%, aunque no tanto en términos absolutos. Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal han convencido a 27.156 electores sorianos, 13.833, 8.475 y 4.848, respectivamente, mientras que hace tres años los tres candidatos del momento a la Presidencia del Gobierno por estos partidos, obtuvieron 27.062 votos, 22.264, 5.679 y 119, cada uno.
Ante este panorama es evidente que, también en Soria, ha prevalecido el voto ‘útil’ reclamado por los socialistas, en detrimento de Unidas Podemos, y el incremento de la participación les ha favorecido. Y la brusca fragmentación del voto conservador ha implicado, fundamentalmente, al fracaso del PP, que ha perdido más del 17% de su electorado a favor de C’s y de Vox.
medio rural conservador.  Los socialistas han mejorado notablemente sus resultados en los pueblos sorianos (ha ganado plazas importantes como Almazán, Ágreda, Arcos de Jalón, Berlanga de Duero, Covaleda, Golmayo, Navaleno, Ólvega o San Leonardo), pero el PP ha sido el más votado en 116 municipios, mientras que el PSOE, en 48 (incluida la capital); C’s en cinco (Buberos, Estepa de San Juan, Reznos, Ucero y Villar del Ala); Unidas Podemos, en tres (Blacos, Calatañazor y Fuentecantos); Vox se ha impuesto en Torrubia de Soria y Fuentes de Magaña; y la Plataforma del Pueblo Soriano (PPSO) ha sido la formación más votada en otros dos municipios (Adradas y Coscurita). En   tres pueblos han empatado PP y PSOE (Muriel de la Fuente, San Felices y Trévago); en Torlengua empatan PSOE y Vox; en Villanueva de Gormaz PP y Vox; en Santa María de Huerta, PSOE y C’s; y en Rollamienta, PP y C’s.