Castilla y León tiene la menor tasa de obesidad de España

SPC
-

Un estudio recoge que el 13,2 por ciento de la región padece esta enfermedad, cuatro puntos menos que el 17% registrado a nivel nacional

Castilla y León tiene la menor tasa de obesidad de España - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La Organización Mundial de la Salud considera que la obesidad es una de las grandes epidemias del siglo XXI. Más del 17 por ciento de los españoles padecen esta enfermedad pero la cifra desciende en Castilla y León al 13,22 por ciento, con lo que se convierte en la comunidad autónoma con menor tasa de obesidad. Así lo refleja el ‘Estudio sobre la obesidad en España y sus consecuencias’, elaborado por la Fundación Gaspar Casal en colaboración con Novo Nordisk y recogido por Ical.
El estudio, que maneja datos de 2017, refleja que la tendencia es además positiva, ya que tres años antes la cifra de obesos en la región era un 14 por ciento superior. Sin embargo, crece ligeramente el sobrepeso, hasta afectar a casi cuatro de cada diez castellanos y leoneses.
En lo que respecta a los menores de 18 años destaca que hay un 5,6 por ciento de niños y jóvenes de la Comunidad con obesidad y otro 17 por ciento que tiene unos kilos más de lo recomendado. No obstante, hay que subrayar que en ambos casos parece que los niños han aprendido la lección y que poco a poco desciende la prevalencia de estas dos patologías en la población infantil.
A pesar del impacto que tiene la obesidad en la salud, en España no está reconocida como una enfermedad, lo que supone que ni exista un protocolo nacional para tratarla, ni fondos públicos que costeen los tratamientos. Como resultado, los pacientes han de hacer frente a los 280 euros mensuales que suponen de media las terapias. Los expertos abogan por cambiar esta situación, sobre todo porque, en líneas generales, es una patología que afecta a personas con dificultades económicas.
No es de extrañar que el sobrepeso y la obesidad se hayan convertido en epidemia si se tiene en cuenta que en 2017 hasta el 28% de los castellano y leoneses mayores de 15 años se declaraban sedentarios y que hasta ocho de cada diez niños pasara de media incluso más de una hora al día frente a una pantalla.
Otro de los problemas que van de la mano con el exceso de peso es la alimentación. Casi siete de diez niños de la región dicen desayunar algo líquido y pan, tostadas, galletas, cereales o bollería, mientras que sólo un 17 por ciento ingiere fruta a primera hora de la mañana. No obstante, sorprende que Castilla y León sea una de las regiones en las que más fruta se consume. Hasta el 73 por ciento dice comer fruta a diario, frente al 64% de la media nacional.



Las más vistas