La subida del SMI no trae más paro

Nuria Zaragoza
-
La subida del SMI no trae más paro

Sindicatos y empresarios coinciden en que la subida el salario mínimo no ha tenido el efecto destructor anunciado. De hecho, el paro ha bajado y en enero, abril y mayo hubo más contratos que en el mismo periodo de 2018

Desde el 1 de enero ningún trabajador que se emplee a jornada completa puede cobrar menos de 900 euros brutos mensuales. Por ley.
Es el salario mínimo interprofesional (SMI) impuesto para 2019 y supone dejar en manos de los trabajadores que tenían los sueldos más bajos 164,1 euros más al mes. 
Algunas voces de alarma, como la del Banco de España, avisaron del riesgo que podía tener esta medida y aseguraron que 125.000 personas podrían perder su empleo a lo largo de 2019. Tomaron como referencia lo ocurrido dos años antes, en 2017, cuando el SMI aumentó un 8% y destruyó 12.000 empleos.
Cinco meses después de que entrara en vigor el cambio, los datos del Servicio Público de Empleo contradicen esas previsiones más alarmistas. No ha habido tal efecto destructor a nivel nacional, ni tampoco en Soria. Los datos oficiales así lo demuestran:el paro se mantiene y no se ha retraído la contratación. Es más, comparando mes a mes, el paro ha bajado todos los meses, y en enero, abril y mayo se firmaron más contratos que en el mismo periodo de 2018. 
No es habitual pero, en esta ocasión, empresarios y sindicatos coinciden en su valoración. Ambos aseguran que la incidencia de la subida en la provincia ha sido «mínima» y admiten que no ha habido destrucción de empleo. Además, aseguran, no se han detectado problemas graves en las empresas sorianas a la hora de acatar la subida, máxime cuando la mayoría de los trabajadores de Soria trabajan al amparo de convenios colectivos negociados con tablas salariales que, por lo general, están por encima del SMI (de modo que esta subida no les ha afectado).
hacer justicia. Desde los sindicatos coinciden en que esta subida viene a hacer «justicia» y «corregir una situación de una mala redistribución de los salarios», recordando que, a pesar de la subida, «España sigue siendo el país con el salarío mínimo más bajo de Europa». Además, aseguran que, lejos de los mensajes más agoreros, la subida ha tenido efecto positivo. «En Comisiones Obreras hicimos un estudio que demuestra con números que no ha tenido una consecuencia negativa. En todo caso, lo que sí que hemos detectado es todo lo contrario, que sí que ha podido tener una incidencia positiva», apunta el secretario general de Comisiones Obreras en Soria, Javier Moreno. Y, en este sentido, especifica: «Al final estamos hablando de que se produce una subida salarial importante, en torno al 22,3%, de modo que los trabajadores y trabajadoras han visto bastante incrementado su poder adquisitivo y, por lo tanto, si tenemos más dinero para gastar, generamos más gasto y reactivamos la economía. Cuando la economía se reactiva, automáticamente, necesitamos tener más personas en el mercado de trabajo y, por lo tanto, lo que ocurre es que hay más contrataciones», explica Moreno. 
A la vista de estas explicaciones, sentencia, hay que «desmontar ese alarmismo que se había creado», a su juicio, «de manera interesada». 
empleo precario. En similares términos se expresa el secretario de Organización y Tesorería de UGT en Castilla y León y portavoz en Soria, Óscar Lobo: «Hemos percibido que, al margen de hacer justicia a los salarios más bajos que están fuera de convenio colectivo, lo que sí está claro es que ese aumento del SMIva a tener una repercusión directa en la propia economía al aumentar el consumo, con lo cual, beneficio para la economía va a tener y eso siempre se traduce también en generación de empleo, con lo cual, está claro que, lejos de destruir, tendrá un efecto positivo». «No ha habido la destrucción de empleo que se anunció y, de hecho, se necesita contratar personal», asegura, si bien matiza Lobo, «otra cuestión es el tipo de contratación que se hace, que sigue siendo precaria y temporal». 
malas prácticas. El aumento del SMI «no está teniendo repercusión alguna en lo que es enajenación de empleo» pero sí se han percibido algunos problemas a la hora de su aplicación, admiten los sindicatos, que reiteran no obstante en que han sido mínimos. En cuanto a las «malas prácticas» detectadas, desde UGT apuntan: «Nos estamos encontrando cómo en algunos casos se intentan absorber algún tipo de complemento o se intenta ampliar la jornada laboral. Se estaría intentando buscar un vericueto para compensar de alguna manera la subida del SMI», indica Lobo, quien recuerda que es «tarea de la Inspección de Trabajo» asegurar el cumplimiento de la ley. 
«Es cierto que hemos detectado que hay empresas que no cumplen», admite en la misma línea el secretario general de Comisiones. No obstante, apunta también: «En algunos casos simplemente llamando desde el sindicato al jefe de la empresa, lo ha reconocido y se ha pagado la deuda con carácter retroactivo desde el uno de enero. En otros casos se han hecho los remolones o directamente no querían cumplir la normativa laboral, por lo que ha habido trabajadores que han ido al Juzgado y, evidentemente, el juez automáticamente lo ha reconocido. También es cierto que en la mayoría de los casos se ha reconocido la deuda en actos de conciliación previa a la vía judicial y no ha hecho falta ir al juicio». 
«A CC. OO. no nos ha llegado nadie con un despido encima de la mesa diciendo que es como consecuencia de que su empresa le ha tenido que subir el salario», añade Moreno para dejar en evidencia la ausencia de problemática en la aplicación. 
empresarios. Desde la Cámara de Comercio e Industria de Soria, su presidente, Alberto Santamaría, coincide en que no ha habido destrucción de empleo y prueba de ello es que «hay demanda de mano de obra y estamos como estamos en cuanto a falta de personal». De hecho, apunta, «actualmente hay problemas para cubrir algunos puestos y desde la Cámara estamos trabajando el tema. Estamos viendo cámaras en otros países donde puede haber reclutamiento de personal cualificado y se está trabajando en la posibilidad de hacer convenios». Santamaría coincide con los sindicatos en que la incidencia ha sido mínima ya que «casi todos los colectivos en Soria están con convenio colectivo propio  y cobran por encima del SMI». 
normalidad en las empresas. «Las empresas de la provincia han recibido con normalidad la aprobación y entrada en vigor del Real Decreto por el que se incrementó la subida del Salario Mínimo Interprofesional», apunta el presidente de FOES, Santiago Aparicio, que añade que «los convenios colectivos vigentes en la provincia superaban ya en su cómputo anual el nuevo SMI fijado por el Gobierno, por lo que la actividad no se ha visto afectada por la medida».
De hecho, recuerda, en actualidad 13 sectores de actividad cuentan con esta cobertura de negociación entre la parte empresarial y sindical en la provincia. CEn este sentido, recuerda que «la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas es el único agente social legitimado constitucionalmente para ejercer la representación empresarial ante los sindicatos y por tanto, la única organización empresarial soriana que puede participar en las mesas de negociación colectiva que se constituyen en la provincia de Soria en las que se acuerdan los convenios colectivos».