Huerta ve premiado su gran año en el filial

S.Recio
-

Será el gran apoyo de Luis Carrión en el banquillo del Numancia

Huerta ve premiado su gran año en el filial - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

La noticia de la contratación de Luis Carrión venía acompañada de un secundario que se transformaba en Soria en actor principal. Alejandro Huerta se convertía en el segunda entrenador, una clara apuesta del club por premiar el trabajo de base que este año ha tenido especial relevancia tanto con el equipo B como con el juvenil. «Solo puedo expresar ilusión y agradecimiento por esta oportunidad que me han dado», comenta Alejandro Huerta. «Llevo 11 temporadas como entrenador en el club, comencé en el juvenil y he ido pasando por todas las categorías hasta llegar ahora al fútbol profesional».
Una vez terminado el playoff de ascenso a Segunda B, Huerta recibía el aviso del club, «me transmitieron que estaban contentos con mi trabajo de estas temporadas y valoraron positivamente nuestro último año». En cuanto a qué le pidieron, «me dijeron que era muy importante poner en valor el trabajo que se realiza en la Ciudad Deportiva y que quieren que alguien de la casa transmita los valores que aquí inculcamos, tanto a los jugadores de la primera plantilla como a Luis Carrión».
Aunque apenas se conocen, los dos entrenadores ya han tenido su primera toma de contacto, «tuvimos una reunión todo el cuerpo técnico el día de la presentación de Luis Carrión, fueron solo algunas pinceladas per la verdad es que la primera impresión no ha podido ser mejor». Del catalán le ha sorprendido que aunque «es un entrenador del que tenía unas referencias muy buenas, es además una persona muy llana, con las ideas muy claras y sobre todo me ha transmitido mucho entusiasmo por este nuevo reto que afrontamos». 
apuesta por la casa. Alejandro Huerta estará acompañado de tres jugadores del filial en su salto al fútbol profesional: Roberto Jara, Marcos Fernández Isla y Ánder Vidorreta, «estoy muy contento por ellos porque estos jugadores ponen en valor el trabajo de estos años no solo de ellos, sino también del entrenador». Considera que es el momento para dar el salto, «es importante que ya se integren en el fútbol profesional y que vayan conociendo el día a día, cambiando la manera efímera de la que disfrutaban hasta ahora». Y evidentemente hay una alegría personal, «me han dado mucho como entrenador y se lo merecen». El reto es tan grande como la ilusión para Alejandro Huerta, «busco por un lado seguir creciendo en mi primera oportunidad en el fútbol profesional y por el otro devolver al Numancia su apuesta por mí». Lo hará «desde la lealtad y el respeto. Intentaré disfrutar cada día de un trabajo que adoro, que llevo haciendo desde los 20 años. Aportaré todo lo que tengo para ayudar al club y a Luis Carrión».