La cosecha no está perdida

Ana I. Pérez Marina
-

La Junta insiste en que la previsión entra dentro de la media de 2.900 kilos por hectárea

La cosecha no está perdida - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

La previsión de cosecha en la provincia de Soria se mantendría en torno a la media de los últimos cinco años, de unos 2.900 kilos por hectárea, según el jefe del Servicio Territorial de Agricultura de la Junta de Castilla yLeón en Soria, José Manuel Ruiz. «Ahora nos encontramos en esa cifra y es una media provincial que se realiza entre comarcas, por lo que las habrá que estén por encima y por debajo. Las zonas más adelantadas, como las de Vicarías y Jalón, y la de Pinares siempre suelen estar por debajo de la media», detalla Ruiz. Estos últimos días ha habido precipitaciones variables en la provincia, de cinco a 25 litros por metro cuadrado, pero por ahora se mantiene la citada previsión. Faltan 20 días o un mes para cosechar en las zonas más tempranas y en torno a mes y medio o dos meses en las más tardías, tiempo en el que las previsiones pueden empeorar si no lloviera pero también mejorar si lo hace, siempre que no sean precipitaciones de pedrisco. 
Ruiz insiste en que, por ahora, es un año medio, ni muy bueno, ni tan malo como 2017. «Son cifras que se analizan en la Comisión Territorial de Agricultura, datos estadísticos», insiste el jefe de servicio. Así que en Soria no está la cosecha perdida como en zonas de Ávila o del sur de Valladolid y Salamanca. Sí recuerda un episodio de heladas el pasado 6 de mayo, con temperaturas de cuatro y seis grados bajo cero que supuso merma en algún cultibo de cebada en zonas más tempranas de cosecha.
Por otro lado, hay que recordar que el nivel de aseguramiento de cereal de invierno en Soria es de un 95%, «la principal garantía que tienen los agricultores para hacer frente a las adversidades climatológicas». «Es una de las provincias con mayor aseguramiento de España y que el pedrisco sea un fenómeno habitual hace que muchos agricultores lo tengan como obligatorio. Es una herramienta fundamental para asegurar las rentas mínimas», explica José Manuel Ruiz, quien asegura que de momento no se ha comunicado ningún siniestro en Soria. 
Las organizaciones agrarias son muy pesimistas, ya que la climatología de este mes será fundamental. Las altas temperaturas y la ausencia de lluvia, excepto estos últimos días, están afectando a las plantas, a las que les cuesta espigar. En algunas zonas se están secando, comentan desde UPA-COAG. «Cada día se pierden kilos, va a ser una cosecha catastrófica», comenta el presidente de Asaja Soria,Carmelo Gómez, que no se cree las previsiones de agua «hasta que no estén ahí».