Bécquer, visible en el paisaje de Noviercas

Ana Pilar Latorre
-
Bécquer, visible en el paisaje de Noviercas

Dos monolitos dejan patente la relación entre el poeta y la localidad. Las obras de restauración de la casa en la que vivió Bécquer concluirán en cuatro meses

Dos nuevos monolitos dedicados a Bécquer dan a conocer desde hace unas semanas a los que transiten por los alrededores de Noviercas las estrecha relación entre el autor romántico y la localidad de la comarca del Moncayo. «Tras las jornadas becquerianas, que se celebran cada 23 de abril -coincidiendo con el Día del Libro y el Día de Castilla y León- solemos instalar una placa o algún recuerdo físico para que quede patente la unión y la relevancia que tiene esta figura para Noviercas», comenta Belén Melendo, concejala del Ayuntamiento. Al mismo tiempo, se mantiene abierto el Centro de Interpretación de Bécquer y este mismo año, en unos cuatro meses, concluirán las obras de la casa en la que vivió junto a su mujer, Casta Esteban -afincada en la localidad y que procedía de Torrubia de Soria- y sus hijos. Además, el nuevo bar-restaurante (antiguo teleclub) llevará su nombre.
Ambos monolitos se han realizado en hormigón y tienen grandes dimensiones para poderse contemplar desde cierta distancia. Uno se ha ubicado en la variante y otro a la entrada del pueblo. El de orientación vertical muestra la imagen de dos libros de Rimas y Leyendas con el retrato de Bécquer y el nombre de Noviercas; y el de orientación horizontal, lleva el nombre del pueblo y el retrato. 
atraen visitantes. «Está siendo un éxito, porque desde que se han instalado los monolitos ha entrado mucha más gente a conocer Noviercas y a interesarse por la figura de Bécquer, ya que mucha gente no conoce la relación. Estamos muy contentos por la acogida», añade la concejala. En las próximas jornadas becquerianas se inaugurarán los molitos y se realizará la ruta senderista de los Ojos Verdes, al tiempo que habrá actuaciones de lectura de poesía y musicales. Desde el Ayuntamiento ya se piensa en organizar algo especial para el 150 aniversario de la muerte de Bécquer el próximo año.
El centro de interpretación cuenta con una exposición permanente que incluye el cuadro que pintó Valeriano Bécquer, hermano de Gusto Adolfo, titulado El Baile y ambientado en las eras de Noviercas, y los trajes típicos de la época fielmente recreados. El poeta vivió durante largas temporadas en Noviercas y allí se inspiró para escribir muchas de sus leyendas. Llegó a estas tierras en torno a 1859 y hasta 1868 tanto Soria como la zona del Moncayo fueron su lugar de reposo, fuente de inspiración y referencia literaria y pictórica. Su obra debe considerarse como un referente del patrimonio soriano, como  Antonio Machado o Gerardo Diego.

Bécquer, visible en el paisaje de Noviercas
Bécquer, visible en el paisaje de Noviercas