Una bronca sobre salud mental acaba con Sánchez expulsada

SPC
-

El presidente de las Cortes echa del hemiciclo a la vicepresidenta segunda tras una agria polémica entre la consejera de Sanidad y la procuradora socialista Patricia Gómez

Ana Sánchez señala con el dedo a la consejera de Sanidad momentos antes de ser expulsada del Pleno. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

El pleno de las Cortes de Castilla y León vivió ayer varios momentos de tensión en la primera sesión tras la frustrada moción de censura socialista. El punto álgido se alcanzo cuando la consejera de Sanidad, Verónica Casado, dijo, en una respuesta a la procuradora socialista Patricia Gómez, que le preocupa la salud mental y la suya especialmente, lo que provocó las quejas de la bancada socialista y terminó con la expulsión del hemiciclo de Ana Sánchez, secretaria de Organización del PSOE. Tras varios debates con un tono elevado entre el grupo socialista y el equipo de gobierno, la consejera de Sanidad inició su intervención al ser preguntada por la gestión de la pandemia en Valladolid ironizando con que son necesarias «buenas dosis de ansiolíticos» por preguntar los procuradores del PSOE de manera «tan agresiva».

Tras pedir la procuradora socialista Patricia Gómez que «no juegue con un tema tan importante como es la salud mental», según informa Efe, la consejera deSanidad aseguró que le preocupa «mucho» y apostilló que «la suya especialmente», lo que ha propiciado los abucheos de la bancada del PSOE y los reproches de su número dos, Ana Sánchez, quien fue expulsada por ser llamada al orden tres veces. 

«Si tengo que quedarme solo en este pleno, me quedaré solo. No volveré a permitir que nadie utilice este hemiciclo si no tiene uso de la palabra», expresó el presidente de la Cámara, Luis Fuentes, quien a los pocos segundos terminó expulsando a Sánchez. Antes de abandonar la sala, la socialista se quejó de que no haga lo propio con la consejera y se acercó a Fuentes para tocarle el hombro como reproche.

«Tranquilidad, esa manera de tocarle a usted el hombro me parece bastante llamativa», retomó su intervención la consejera, quien avisó a los socialistas que «por mucho que griten no van a persuadir». Tras su intervención, Gómez solicitó que se retire del diario de sesiones la expresión sobre salud mental usada por la consejera por utilizarla «de una manera vergonzosa», ante lo que finalmente, Casado aceptó que fuera retirado.

Ataque de Igea

Cuando el Pleno ya había avanzado, con varias preguntas formuladas por la oposición y respondidas por el Gobierno, el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, aprovechó la pregunta de una compañera de Grupo Parlamentario de Ciudadanos, sobre otro asunto, para criticar el «vacío absoluto» y la «falta de educación y de respeto» del PSOE. «Es ignominioso ver esa bancada tal y como está, ver cómo una procuradora golpea en el hombro al presidente de las Cortes, este es el nivel de los partidos de progreso», remachó Igea, replicado desde su escaño por algunos de los procuradores socialistas presentes en ese momento en la Cámara. Sin embargo, fuentes socialistas explicaron a Ical que al terminar sus preguntas de control los procuradores salieron del hemiciclo para hacer llamadas de teléfono o para ir al baño, sin que su ausencia durante unos minutos fuera una decisión «premeditada» o de protesta, sino una «casualidad».



Las más vistas