SIN RED

Loli Escribano

Periodista


Yo quiero tener el coronavirus

28/02/2020

Sí, sí. Me encantaría tenerlo. En serio. Quiero contagiarme como acto de rebeldía hacia la psicosis y la alarma social. Como si fuera un sortilegio para intentar que se deje ya de manipular y desinformar a la sociedad. Con el anhelo de no oír la expresión ‘coronavirus’ al menos durante un día. 24 horas de tregua, ¡por favor! Es insoportable. ¡Qué pesadez! En España lo han contraído once personas. Todas viven, al menos mientras estoy escribiendo estas líneas. En total se contabilizan 2.715 víctimas mortales y 78.064 casos confirmados, la mayoría en China. Es decir, el 3,4% de los que se contagiaron, fallecieron. Teniendo en cuenta que hay 1.400 millones de chinos, el porcentaje de chinos fallecidos por el coronavirus es de 0,0001%. Así que con todo este batiburrillo de números, mis posibilidades de contraerlo son bastante remotas y por supuesto, las de supervivencia son prácticamente del cien por cien. Estoy segura de que si vamos al Hospital Santa Bárbara y preguntamos cuántas personas han fallecido este invierno por la gripe, la normal, la de todos los años, la que nos deja el cuerpo «baldao», seguro que el porcentaje está muy por encima de ese 0,0001%. Pero mucho, mucho. Y no veo yo a ningún soriano, de ninguna edad ni condición, lanzarse a la farmacia a por mascarillas o encerrarse en casa o aislarse por temor a morir por si algún vecino, familiar o compañero le contagia. Tampoco veo a los médicos pasear por los pasillos del hospital enfundados en esos monos o buzos que parecen disfraces baratillos (de los chinos) de astronauta, pero sin casco.
Si quieren contaminar sus entrañas, mejor se echen un trago de agua de Fuentecantos, por ejemplo. No es potable. Tiene nitratos. Tres años llevan los 68 vecinos yendo a la cisterna porque la que sale del grifo no se puede beber y no sirve para cocinar ni para lavarte los dientes. Se soluciona con 200.000 euros, pero ¿para qué? Eso deben pensar en la Junta de Castilla y León. Total, si solo son 68. Podrían pensar que igual si filtran el agua y la convierten en potable, en vez de 68, podrían ser más. ¿Para qué pensar? Eso sí, luego sale cada dos por tres el consejero de turno dale que te pego con el Plan Soria como herramienta para luchar contra las carencias de una provincia olvidada desde hace décadas. Es insultante. No es Fuentecantos el único pueblo con agua contaminada. Más o menos el 30  por ciento de los pueblos de Soria y Castilla y León tiene ese problema. No creo que los vecinos de Fuentecantos ni de esos otros municipios con las aguas contaminadas vayan por ahí pidiendo mascarillas, buzos o cualquier artilugio que les proteja de los efectos de los nitratos. Donde esté el coronavirus… 



Las más vistas