scorecardresearch
Loli Escribano

SIN RED

Loli Escribano

Periodista


El mercadeo

31/12/2021

Ahora que estamos en precampaña electoral en Castilla y León, es el momento de recordar a candidatos, futuros candidatos y partidos políticos en general que no todo vale para conseguir un escaño. Que no todo vale en el toma y daca para llegar a un pacto de Gobierno si no se logran mayorías absolutas. Desde que en este país terminó el bipartidismo, se hacen necesarios los pactos y coaliciones para gobernar y asistimos a auténticos episodios vomitivos. A un mercadeo que raya lo repugnante. Me refiero a ese intercambio indecente al que hemos asistido en el Ayuntamiento de Madrid para aprobar los presupuestos municipales de 2022. Entre el intercambio de cromos, el nombramiento de hija predilecta de Almudena Grandes. Los díscolos de Más Madrid han tenido el arrojo de usar la memoria de una persona fallecida hace cinco semanas para jugar su baza. El alcalde popular parece que ni dudó en aceptarlo, aunque hace apenas un mes se negó cuando así lo pidieron 53.000 personas anónimas a través de una plataforma on line. He visto muchas cosas en política, pero que la memoria de una persona, se llame como se llame, sea moneda de cambio para alcanzar un acuerdo presupuestario, es de lo más impúdico, sucio y nauseabundo que nunca hubiera imaginado. Y por si fuera poco, sale Almeida, el alcalde, explicando que hace un mes no se aceptó porque no era el momento. ¿Qué ha cambiado en tan pocos días para que ahora sí lo sea? Por favor, dejen en paz a los muertos. No los utilicen para hacer política si es que se puede llamar política a eso que hacen; porque esa gestión mercantil de te doy y me das no es política, es una pantomima. Ya no nos engañan, no es un pacto para el pueblo o para el estado de bienestar. Es un pacto para su propio bienestar, el de los políticos que han decidido hacer carrera profesional de una actividad que debería ser un servicio para la sociedad. La política hace tiempo que dejó de serlo. No solo lo demuestra este ejemplo en el que se ha utilizado la memoria de una persona que ha fallecido recientemente; lo vemos casi a diario. Que se lo digan al mismísimo Igea. Conociéndolo un poco, imagino la cara que se le quedó cuando le llamó Mañueco y le espetó la ya famosa frasecilla: "Hola, Paco, que sepas que estás cesado tú y todos los consejeros de Ciudadanos".

No queda nada para el 13 de febrero y a la vez queda todo. Aunque según escribo pienso en la ingenuidad de mi llamamiento, no puedo dejar de solicitar nuevamente a todos los candidatos que sean dignos con los electores. Sean regios. La ciudadanía lo merece. No puedo dejar de pedir al que sea más votado el 13 de febrero que si tiene que pactar, no mercadee con la honorabilidad de los castellanos y leoneses. No lo hagan con los vivos, pero menos con los muertos. Que haberlos, haylos. Hemos tenido muchos en la pandemia.